El valor de la simplicidad

El valor de la simplicidad

Mantenerlo simple para ser más efectivos

Cuando algo es muy complicado sospecha que no traerá nada bueno. En una era que trae constante cambio, y por consiguiente, constante esfuerzo de adaptación, es imprescindible simplificar al máximo el trabajo, tanto para nosotros como para nuestros clientes. Hoy más que nunca y en todos los sentidos, le excelencia suprema está en la simplicidad. En un mundo cada vez mas complicado lo simple puede darnos la oportunidad de destacar.

 

Reducir para aumentar, el viejo menos es mas

“El que mucho abarca, poco aprieta”, o lo que es lo mismo: Intenta dirigirte a todos y como resultado no podrás llegar a nadie. ¿Intentas hacer demasiada cosas en esta vida? ¿Intentas complacer a todos, y resulta que no haces feliz a nadie, incluyéndote a ti mismo? Si reducimos el número de actividades en nuestra vida podremos alcanzar el éxito, enfoca tu mirada y tus esfuerzos como si de un rayo láser se tratase. Aprender a decir que “no”, a priorizar y a delegar puede representar una gran diferencia en tu realidad diaria. Esto trae el beneficio adicional de permitirnos estar más concentrados y menos estresados. Necesitamos tomar la difícil decisión de hacernos más pequeños para poder crecer con prosperidad.

 

Vida simplificada, trabajo simplificado

Simplificar nuestra vida personal es importante para transformarnos en líderes, líderes de nuestra propia vida. Tendremos que aprender a eliminar elementos de ella para concentrarnos en aquello que nos permita llevar una vida feliz y de éxito.
Además de lo compleja que es la era digital de por sí, muchas veces somos nosotros mismos lo que creamos esa complejidad, y por lo tanto está en nosotros liberarnos de las cargas con facilidad. Si simplificas tu vida serás capaz de destacar del resto, influir en otros y reducir tus niveles de estrés. Recuerda que el liderazgo que atrae seguidores surge a partir de liderar nuestra propia vida.

 

Simplemente di no

Aprender a decir que no es mas difícil de lo que parece. La adicción a complacer a otros puede ser terriblemente ardua de superar. Pero has de conseguirlo si quieres evolucionar. Lo que encierra el reflejo casi inconsciente de decir que sí a todo y a todos, son niveles bajos de autoestima y altos de inseguridad. Además, dentro de nuestra educación probablemente no se haya abrigado el concepto de que a veces se ayuda más a alguien diciéndole que no. Algunas personas podrían opinar que decir “no” demasiado a menudo acabará ofendiendo a los otros. Quizás haya que romper con estas ideas arcaicas que no nos sirven.

Sacrificar algo de tu tiempo por los demás es, evidentemente, algo muy bueno. Pero la mejor forma de ayudarles es dedicarles tiempo de calidad, en lugar de mucho y superfluo. Esta máxima resulta especialmente cierta aplicada a las personas más importantes de tu vida. Intentar ayudar a todo el mundo puede resultar en que acabemos no ayudando a nadie. Por supuesto, siempre deberás intentar ayudar a otras personas, para eso estamos en este planeta, pero para hacerlo con intensidad y coherencia, primero has de ayudarte a ti mismo. No es posible ofrecer ayuda de calidad si no estamos antes bien por dentro.

 

Me dedico a lo importante  para no estar en lo urgente

A menudo el éxito, en el trabajo como en la vida, está determinado por lo que decidimos no hacer, tanto como por lo que decidimos hacer. Ten el valor y la voluntad de decir que no a lo superfluo. Y así no perderás tu tiempo en lo urgente, priorizando lo de veras importante.

 

 

 

Foto cortesía de: Jonas Tana via photopin cc

The following two tabs change content below.

Fernando Marchione

Formado en la Asociación Argentina de Agencias de Publicidad, y especializado en Redacción Creativa (Buenos Aires 1999). Empezó trabajando para la televisión, escribiendo y editando guiones de serie para agencias independientes, en colaboración con amantes del cine/teatro. Luego tuvo la oportunidad de descubrir el mundo del coaching y las técnicas de desarrollo personal, formando parte del Instituto Latinoamericano del Emprendimiento Productivo. En la actualidad redacta contenidos para "EL OJO", el blog de la agencia Buencom.es, motivado por su visión más holística del marketing digital. Apasionado de la psicología y la sociología, ayuda con sus conocimientos y experiencia, aportando una guía a emprendedores actuales que buscan adaptarse a un mercado tan prometedor como desafiante.

Latest posts by Fernando Marchione (see all)