Deja que quejarte

Alguna vez habrás escuchado que las palabras son poderosas, que las palabras crean nuestra realidad. De ahí aquello de “sé impecable con tus palabras, porque ellas crean tu destino”. Imagínate si las que utilizas en tu discurso son quejas, o tacos, o críticas...